Friday, January 07, 2005

pura Boca (rated R)

Pura boca

Como todos lo jueves cuadre la salida con una amiga de la oficina que hace de mi cómplice cuando quiero ir al swingers club. Con ella tenemos un arreglo bastante interesante, vamos juntos al club pero entre nosotros no pasa nada, cada cual busca lo suyo y hace lo suyo. Amistades así son las que uno necesita. Claro que ayer ella no quiso ir por que dice y supone estar enamorada de un tipo. Así que me falló esta vez, y yo ya estaba con el plan hecho en mi cabeza, no me resistí y fui solo. Primera vez que voy a este distinguidísimo establecimiento solo.

Compre un six pack y cigarrillos, la expectativa era baja, si he estado en clubes swingers solo y a veces te sonríe la fortuna, pero otras veces te terminas el licor y el paquete de cigarrillos para luego regresar a casa sin haber concretado nada, listo para tener una relajada sesión de autosatisfacción. Y no me digan que Uds. no lo hacen por que es mentira, todos lo hacemos.

Como nunca, el sitio estaba casi vació, no más de 30 parejas. Igual ya estaba en la puerta, el viajecito toma mas de 40 minutos así que entré. Me fui al bar, pedí mis cervezas (el sitio es BYOB) y me instalé a observar y chequear el elemento. Realmente esto es una cacería, donde la presa eres tu, interesante no?. Justo a mi lado estaba una pareja supremamente agradable, me fijé en ellos ya que la mujer media casi 6 pies, alta, espigada, elegante, sexy, estaba muy bien. El más bien mayor, estaría por los 55, pero ella no más de 40. Cruce de miradas aquí y allá, pero no pasó nada. Habían otras parejas por ahí pero luego de 30 minutos mis expectativas cayeron como piano en piscina vacía. No sucedía nada!.

Al rato me decidí por ir al área explícita donde todos andan en toallas y nada más. Entré ya con mi ligero atuendo al bar de esa sala y seguí disfrutando mi cerveza, mi ultra light y continué observando. En esta área hay dos habitaciones grandes separadas por el bar y el salón principal, en la una solo se permiten parejas, y en las otras parejas y hombres solos. A la de parejas fui a chequear, y como no había mucha gente, el control de acceso para hombres solos no estaba para nada estricto. Pasé, vi unas cuantas personas ya en plena faena, y listo, volví al bar.

Luego delante de mi pasó esta pareja que vi afuera, la toalla le quedaba corta a esta esbelta mujer, y entraron al cuarto libre. Tras de ellos fueron dos tipos mas, en mala onda por que andaban como desesperados, de ley eran primerizos, luego de unos minutos me asomé y la dama ya estaba disfrutando de lo lindo. Me acerqué y luego de tocarla un poco, me puse un condón en los dos dedos de la mano derecha, y logre que tenga un buen orgasmo aplicando únicamente el sentido de tacto. No hice nada mas.. pero la pase bien, es totalmente excitante y reconfortante DAR placer.

Salí al bar nuevamente y me puse a conversar un otro par de tipos que estaban ahí por vez primera. Un caso, el uno se había animado a ir por que la esposa tiene 8 meses de embarazo y no lo deja tocarla para nada. Y el otro caliente decía que la mujer estaba de viaje y era el único chance que tenía de conocer un lugar como estos.

Luego de un buen rato, la pareja en mención entró al salón cerca del bar y se sentaron en los sofás que están en el centro. Ella me clavó una mirada que me alentó a ir y sentarme junto a ellos. Jugamos un rato con ella ahí en el sofá, y luego de conversar o mas bien secretear con el esposo, me dijo que si quería ir a un cuarto privado con ellos dos. Dije no por supuesto.. jaja, mentira!, claro que dije que si, nos levantamos y nos fuimos. Fue un dato verle las caras a los dos panas esos, quedaron fríos con la pregunta impregnada en el rostro de .. por que no a mi??.

A puerta cerrada esta vez, no quiero ser porno en el relato así que solo les digo que el dato de esta pareja era que la mujer le encanta dar sexo oral mientras el esposo la penetra en perrito. Y el susodicho estuvo listo para la fácil tarea, sentarse ahí y dejarla a ella hacer lo suyo con lo mio. Cabe decir que era una maestra!. Nos quedamos ahí por casi treinta minutos, luego conversamos un rato, todo bien, y luego volví a centro de acciones, osea el bar.

To be continued.


|
Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com