Tuesday, January 18, 2005

Pura boca 3

Bueno, a todo esto yo ya estaba tocando su pecho, hermoso, firme, joven, cual de marfil y seda, el tamaño era el indicado, para mi gusto claro, ella agarró mi mano derecha e insertó dos de mi dedos en su boca. Eso realmente me excitó pues combinaba el ritmo de su acelerada respiración con las diferentes cadencias con las que succionaba mis dedos. Y sus ojos, evidentes, verdes creo yo, me veían directo a los míos, con una firme mirada inquisidora, como preguntando si todo esto me gustaba, y mis ojos muy delatadores no alcanzan a mentir.

(visi, me fui de caldo?)

Al rato su compañera de placeres se detuvo un momento pues entro en éxtasis debido al accionar de su esposo, durante esos pocos segundos volvimos a cruzar unas palabras con esta hermosa mujer, y como una mas de esas coincidencias perversas confirmamos que conocíamos a mucha gente en común allá en Ecuador, intercambiamos nombres de personas de allá y cada atino nos asombraba mas. Pensé que esto había sido todo con ella, pues su pasión estaba apagándose un poco ya que su compañera seguía atareada regocijándose por su cuenta con su hombre.

Pero la fortuna estaba sonriente esa madruga, la otra mujer de pronto volvió a sus tareas con ella, y ahora con mucho mas resolución, haciéndola arquear la espalda y cerrar los ojos apretando puños y dejando escapar ecos que cercenaban mi cerebro con toda crueldad. Ahí fue que ella con su mano me tomo por la espalda y me hizo maniobrar para colocarme encima de ella con mi miembro justo sobre su cara, su boca. Mi cara daba al espejo gigante que cubre toda la habitación, y con simple arqueo de cuello podía ver el espejo del techo, que tenia plasmada esa imagen barroca que luchaba contra la poca luz para dejarse ver, de dos cuerpos de mujer otorgándose placeres siempre bienvenidos.

Su mirada no se desprendía de la mía, sus manos jugaban con mis glúteos, y su boca hacia el resto. Hasta tuvo la amabilidad de preguntar "Would you like me to lick your balls". Una de las preguntas que debían ser baneadas, prohibidas, eliminadas de cualquier idiomas por no tener el menor sentido, que no es mas que un despercidio de aliento.. todos conocen la respuesta.

Así llegue al orgasmo, intenso, muchas mas ácido que el anterior, no cabía duda que ella conocía su arte. Nada como ver su rostro de satisfacción cuando yo terminé. Como ven, el sexo da satisfacciones mucho mas allá de las conocidas delicias típicos del acto, cosas simples como mirar siempre a los ojos, como entrelazar los dedos de las manos, como comunicarse con el cuerpo, aumentan y ensalzan el momento.

Me quedé un rato a su lado mientras su amiga continuaba, alegaba que no podía terminar todavía, pero la otra mujer ya estaba algo cansada, yo le pregunté si quería estar conmigo a solas, y me dijo que no gracias, que el placer de ella son las mujeres, y que el sexo oral con los hombres es su complemento, pero que ella no tolerar penetración. Siempre se encuentran gustos diferentes no?

Al final creo que ella no completo tu gran orgasmo, pero tuvimos que salir por que eran mas de las cuatro y ya estaban cerrando el sitio, fuimos todos a los camerinos, y ahí la vi de pie, era como me la pensé, casi perfecta, de pies hermosos y delicados, arreglados el mismo día parecía, igual sus manos, y la cabellera insumisa de color claro. Ella se iba con su amigo, que la verdad nunca hizo nada con ella ni con nadir creo, le dije que me llevara o que lo la llevaba, me dijo que no podía, y me escribió sus teléfonos y su nombre verdadero.

La he llamado, si, una vez, pero desde un teléfono publico, me contestó su voice mail, y ahí confirmé su nombre, le dejé un recado pero sin mi número, no creo que la busque, de momento mi prioridad es otra, pero que si la recuerdo, por supuesto.
|
Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com