Thursday, January 13, 2005

Pura boca # 2

De regreso en el bar, volví a encontrarme con estos panas primerizos, el uno uruguayo y el otro español, seguimos conversando pendejadas, la verdad que el uruguayo abombó hablando de cuando ganaba y viajaba por su profesión, pero ni modo, yo seguía con las dos ultimas de mis cervezas.

Mientras estaba en la charla, vi pasar a casi todas las parejas de acá para allá, observando y jugando entre ellos. Es típico ver el hombre que camina sacando pecho por el cuerpo que tiene su mujer, y por lo tanto lo muestra a toda luz. Habían algunas mujeres treintonas que estaban de foto!.

Ya como a las 3:00, la cosa estaba bien apagada, a la pareja que compartió ese momentazo conmigo me la encontré en los vestidores un rato que salí al baño, nos despedimos con besito y abrazo y el consabido "muchas gracias, un gusto, ojalá nos veamos de nuevo acá". Volví a "mi" bar.

Cuando de pronto, la puerta a la dimensión desconocida se abrió de golpe.

Escuché gemidos provenientes de uno de los cuartos privados, nos vimos las caras los tres que estábamos en el bar y fuimos para allá a curiosear. La puerta estaba entre abierta y vi una mujer joven acostado boca arriba y otra arrodillada al filo de la cama haciéndole sexo oral. La que estaba de receptora gemía y se acariciaba los pechos con tal placer y fuerza que parecía que este era el último orgasmo de su vida. De la donante se veía en cambio su cabellera moverse en todas direcciones absorta en el sexo de la otra mujer, y agarrándole las nalgas con ambas manos haciendo presión para levantarla y acerca mas y mas su boca al sexo de nuestra deleitada amiga.

Yo no aguanté y abrí completamente la puerta, con cuidado eso si para no interrumpir magno espectáculo. Y dentro, aun lado de la cama, estaba un tipo, callado, observando, me pregunté pareja de quien era.. no importaba la verdad. Pase la puerta echo el gil, despacito, observando y mas que nada escuchando, todo ese éxtasis auditivo era algo indescriptible. La pelada que gemía de pronto abrió los ojos y nos vio a los tres, que cara habré puesto yo, algo así como "por fa, no nos botes.. no hacemos nada mas que mirar", ella no dijo nada y volvió a su agonía.

Luego de un rato, por que va para largo, el tipo que estaba en el cuarto se ubico detrás de la mujer que estaba de rodillas, le dijo algo al oído, ella se levanto y se puso en pose lista para ser penetrada, todo esto sin despegar un segundo su boca de la entrepierna aquella. El, se viro y con un inglés con acento italiano nos dijo que esta era su esposa. De pronto la amiga deleitada empezó a conversar con el supuesto italiano, en español medio cortado pero se le entendía, y no se por que ni como, ella mencionó "GUAYAQUIL". Tremendo campanazo como de catedral a las 12:00 pm en misa de gallo repicó en mi cabeza, fue una reacción natural creo yo, inmediatamente dije "hola, yo soy de allá".

Se conectaron nuestras miradas, ella sonrió y me dijo que no creía, dije si, y dijo "chucha, ahora todos mi amigos de ecuador se van a enterar que estuve en este sitio haciendo esto". Le dije que no se preocupara, que yo no la conozco, que no sabia su nombre, y que ella tampoco sabe el mio, así que no hay problema, nadie se enterará. Sonrió y le volvieron los espasmos, venía el segundo orgasmo, y créanme, a todo esto aun no le veía el rostro a la otra mujer.

To be continued (alcanzó para otro mas).
|
Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com