Thursday, January 27, 2005

Involucrado

Si creo que eso es lo que estoy. Llevo saliendo dos semanas con una mujer encantadora, no perfecta, pero bastante bien. No es una chiquilla, para nada. Al contrario, mujer hecha, trabaja en una de las oficinas de esta compañía. Desde que la vi, cuando empecé ese proyecto XXX me llamó la atención, pero ella estaba felizmente casada. Guardé mi distancia y hasta ahí.

Luego, durante el proyecto, ella enviudó. Se tomó un mes y medio de licencia y no la vi mas.

Como todo plazo se cumple y toda deuda se paga, por octubre regresó al trabajo. La vi igualita, no se, tontamente pensé que estaría no se.. demacrada, pero no, seguía igual de radiante que antes. Pero con el tema del fallecimiento del esposo y tener que lidear ahora sola con sus hijos y tratar de mantener a flote el negocio que el esposo tenía, más el trabajo en XXX, pensé que su plato estaba lleno y no hice nada ni dije nada, no me manifesté. De pronto un piropo inocente de vez en cuando acerca de los perfumes que usa o de los zapatos que llevaba, pero no mas.

Un día que estábamos trabajando juntos con otras personas más, en un punto de trabajo hicimos una apuesta, que si yo tenía la razón, ella pagaba un trago, sino lo pagaba yo. Honestamente no recuerdo en que quedó el tema, yo gané y ella ganó luego, pero el dato fue que tampoco pasó nada.

Para la fiesta de navidad de la empresa, a la cual asistí con una amiga (recuerdan a VVVVV), la encontré y bailamos un rato en grupo con otros de su oficina, y al final le dije que ahora si le pagaba el trago que le debía, claro dijo, fuimos al bar y una copa de vino intento cancelar mi audacia. Pero no pudo.

Al rato le dije que esta copa de vino no contaba. Que la deuda sigue pendiente por que tenemos que salir a una cita, y ahí le pagaría el trago como se debe. Me tomó valor decirle esto, pero salió bien, y dijo que si. Pasó medio diciembre y medio enero y nada, y al fin entré a su oficina y le dije que haga arreglos en su casa ese sábado por que íbamos a salir. No hubo duda alguna y todo quedó listo.

Desde entonces hemos bailado, chupado y gozado como teenagers!.. La primera cita fue en GRYPHON

Se los recomiendo, esta en el nuevo complejo seminole paradaise en Hollywood, FL.

Otro dia a la covacha, hasta baile regeton-------- :(

Y luego al incomparable Voodoo..,

Veremos como termina esto.




|
Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com