Wednesday, May 26, 2004

recluta 2

Luego de la llamada a caleta tocaba esperar, matar el tiempo, pensar… si, echarle cabeza a la decisión tomada, imaginarse en que chucha me estaba metiendo. Tenía una vaga idea ya que mi viejo fue, y medio contaba las notas que pasó, pero habían pasado más de 20 años. Vagando por ahí, me ubicó otro milico, me preguntó nuevamente si era bachiller, dije que si, de que colegio preguntó, le dije del Colegio ….., quedó loco el man y se cagó de risa. Me quede frió, pensé "de que se ríe este pelasable", entonces que dijo que lo siguiera a otro sitio. Fuimos a otra mesa donde estaban registrando solamente a los bachilleres, creanme o no, del cerro de gente que se enlistaba ese día, habían solo uno 120 graduados.

Bueno, el asunto fue que me pusieron en esa lista. Ni idea para que era pero yo ya estaba hecho al dolor, ni cagando iba a echarme para atrás. No puedo negar que habían unos crooomos, unas carátulas, unas piiiintas… un personal uuultra ñeco, si intimidaba un poco el ambiente, pero ya también conocía algunos unos mas CV que ellos, así que con poner cara de que todo de vale ver… nadie te jodia.

Ya eran las cuatro y tanto, tenia que ubicar a mis viejos, salí a la puerta principal a ver si los veía por la malla, ya no podía salir… y ahí estaban, hasta ahora recuerdo la cara del viejo, una cara de estreñimiento conjugado con arrepentimiento extremo… de momento kodak la verdad, risa me da ahora. Y la vieja llorando por supuesto, el hijo mayor… el compinche, se le iba. Traían un chimbuzo con la "ropa", y saben que, traían pantalonetas, camisetas manga corta, zapatillas… los vi por la malla cuando revise la maleta, le dije "vieja, si no me voy a Salinas… me voy a Loja!.". Otra carrera se tuvieron que pegar a la casa a traer más apropiada vestimenta. Yo, aun no estaba con pena ni temor ni nervios… recuerden que la resaca me tenia aun ahuevado. Esperando nuevamente, comí algo de carreta, y por ahí me tope con un mancito que medio había visto por el barrio. Era buen dato, no era tan dañado, y me reconoció… yo no me acordé del nombre, creo que no sabía el nombre, pero sabía el apodo… "gogotero", así le decían… "habla gogotero voy a mil", "que dizhe!! Tu vives en la ……", "claro loco…" bueno y nos pusimos a conversar. Le dije "y, a donde te mandan", "a Loja"… visi, ya pues man, nos toco el mismo sito, el man también era graduado.

Volvieron los viejos, me chifleo el viejo, los vi, me dieron la maleta, vi la ropa, estaba bien, me dieron un billete y el viejo empezó con la lista de consejos, esta ves les juro que le pare toda la bola del mundo… que llegue y lo primero que consiga sea una caja de madera con candado, si no, me iban a robar todo; que no me porte alevoso por que si no me van a bajar las muelas de una, que me aprenda los rangos rápidos para no decirme cabo al teniente, jeje, y que le meta ñeque… palabrita con la que conviví todo ese año… etc….

La pobre vieja era una mata de lagrimas, pero como a las 6:00 la man se puso fuerte y me dio también unos consejitos… y me dijo que iba a ver si hablaba con su tío que era coronel en no se donde para que se saque de una, le dije "vieja, no, usted tranquila, yo hago el año completo… visíteme de una cuando pueda, nos vemos en Loja, y mándeme golositas de las que Ud. hace…"

Ya la cosa se puso peluda… los buses estaban listos, nos separaron en grupos, y nos dijeron que nos despidiéramos. Chuta, y ahora… ahora si es en serio. Ahí si nos dejaron dar abrazo y beso a los viejos, subimos a los buses, me senté junto con el gogotero, y como a las 7:30 los buses arrancaron… la cagaaa!!!, todas las viejas que se despedían se pusieron a corear "pobre corazón entristecido… ya no puedo mas soportar, y al decirte adiós yo me despido" etc.…. bbbbbbbbbbuuuuaaaaaaaaahhhhhhhh, nudos en la garganta… pero pon nomás cara de tranca man por que vas a estar un año con todos estos conchesumadre y no vale que te vean llorando de entrada.. simón man.

En fin, puedo seguir contado todo las historias de ese año llenando blog tras blog… pero no, que abombe para la clientela. Solo confirmo, fue unos de los mejores años de mi vida, pero, pero… el servicio militar no es para todos, algunos manes que conocí ahí salieron mas dañados que antes… yo si me arreglé un chance, y aprendí muchas vainas. Y soy subteniente de reserva de artillería, ah y muerde esto, soy el único gil que ha hecho el servicio militar en toda la historia de los graduados de mi colegio. Jeje, ahora recordé un pedazo de una de las canción para trotar… "trotando trotando se me va parando, se me va parando la punta del pie, que bonita punta que bonito pie, que bonita punta la punta del pie"…. (Cantábamos huevadas no?)

|
Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com