Thursday, May 20, 2004

homesick

Todos (creo) tenemos esas cancioncitas selectas que nos activan la sed de alcohol. Las "cortavenas", las que nos ponen nostalgicos, recordando ya sea a la familia, a un culo, a un macho, a cualquier cosa o persona que ya no tenemos mas. Entonces, en esa lista estan las tipicas de J.J., Daniel Santos, Los Visconti, etc, etc.... de todo hay. La de Leo Dan que habla de las madres es brutal tambien por ejemplo, o Viejo mi querido Viejo.. etc..

Cual me jode a mi... esta!. Esta que la canta el grupo Los Antares... ya si estas aqui.. no te vayas sin leer la letra... el bestia de mi primo politico me quemo un CD con esta y otras mas que el man sabe que me ponen medio mal, maldito le man. Asi que, de vez en cuando, en serio, muy de vez en cuando, con un traguito fuerte, sentado con este primo que vive por aca, ponemos ese CD y de termina de joder la noche. Pendejos digo yo al dia siguiente, que sentido tiene ponerme tan mal, con ganas de llorar y todo eso, mas aun con el trago adentro... masoquistas, giles... pero ni modo, pasa y listo.

Ahi les pongo la letra, y disculpen el lenguaje pero es que hoy estoy bien valeverguista. AAAAHHH, y pilas con la ultima frase, yo personalmente la cambio, que no estes conmigo... digo yo.



De prisa como el viento van pasando los días y las noches
de la infancia, un ángel nos depara sus cuidados, mientras sus manos tejen una esperanza.

Despues llegan los años juveniles: los juegos, los amigos, el colegio. El alma ya define sus perfiles de pronto el corazón
comienza a cultivar un sueño.

Y brotan como un manantial, las mieles del primer amor,
el alma ya quiere volar y vuela tras una ilusión y aprendemos que el dolor y la alegría son la esencia permanente de la vida.

Y luego cuando somos dos,en busca de un mismo ideal, buscamos un nido de amor,refugio que se llama hogar. Y empezamos otra etapa del camino un hombre, una mujer, unidos con la fé y la esperanza..

Los frutos de ese amor, que Dios bendijo, alegran el hogar con su presencia, a quien se quiere más, sino a los hijos, son la prolongación de la existencia. Después cuantos esfuerzos y desvelos para que no les falte nunca nada. Para que cuando crezcan, lleguen lejos y puedan alcanzar esa felicidad tan anhelada.

Y luego como es natural la vida debe proseguir los hijos se quieren casar y lo tenemos que admitir y empezamos otra etapa de la vida
una etapa que "ya no es desconocida".

Y luego cuando ellos se van, algunos sin decir adiós,
el frío de la soledad golpea nuestro corazón, es por eso amor mío que te digo por una y otra vez si llego a la vejez.que estes conmigo.
|
Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com